MAPAArquitectos-MarcosParga_Utopia-02

12 Città Ideali, 1971. Città 2000t. Superstudio

 

 

“¿Dónde crees que vas cruzando la calle de la Utopía? ¿Es esta (estás seguro de que es esta) la manera de salvarte de los errores y del dolor en que nos hemos visto involucrados? ¿Es que ya no recuerdas que este camino es tan largo como la vida de la propia humanidad y que nadie ha encontrado en ella ningún punto de apoyo? ¿Es que no te das cuenta de que su luz es una ilusión, que los países que hay detrás de ella son los de nuestro sueños, cuentos de hadas fruto del fiero calor del sol? (…)

Buscar la salvación en la Utopía es la utopía suprema. Incluso tu perseguirás una estrella creyendo que es la luz de una casa lejana, como el niño pequeño perdido en el bosque de hadas. La Utopía siempre ha sido para el hombre el lejano parpadeo de una estrella fuente de experiencias ilusorias y sueños irrealizables para protegernos del horror de la realidad. Pero la realidad puede dar origen, por sí sola, a la determinación de buscar la carretera de la salvación.

Por lo tanto, sólo en el horror hay esperanza. (…) Esperamos provocar un nuevo despertar, entre gritos y sudores fríos; todos volverán a nacer en su propia realidad angustiosa para decidir si quieren luchar o dejarse morir.

En la anti-utopía alimentamos a los pequeños monstruos que se arrastran y se retuercen en las esquinas oscuras de nuestros hogares, en los ángulos sucios de nuestras vidas, e incluso en los misteriosos pliegues grises de nuestros cerebros.

(…) Nos negamos, por lo tanto, a cultivar Utopías, flores imposibles sin perfume, frágiles y delicadas, para conservarlas debajo de campanas de vidrio. Por el contrario, preferimos cuidar de nuestro tropel de monstruos, evocándolos dentro de nuestro círculo mágico. Allí los cuidamos y los alimentamos hasta que hayan crecido lo suficiente para soltarlos a todos.

Sabemos que nuestros terribles monstruos están hechos tan sólo de humo, mientras que las frágiles y rojas flores que cultivan los utópicos son como adormideras: escondida en su corola se encuentra la sustancia blanca del sueño, ¡a esto es a lo que tenemos miedo!.”

 

 

SUPERSTUDIO. Utopia, Antiutopia, Topia. IN nº7, 1972. Pág. 93.